martes, 30 de octubre de 2018

PENNE CON CALAMARI, FUNGHI E BASILICO

Plumas con calamares, setas y albahaca


Ingredientes para dos personas

-300 gramos de macarrones tipo penne (plumas)
-400 gramos de calamares pequeños
-100 gramos de setas (las que se quiera)
-Una cebolla mediana
-Dos o tres tomates medianos
-Uno o dos ajos
-Un trocito de pimiento picante (peperoncino)
-Un ramillete de albahaca fresca
-Aceite de oliva virgen extra
-Pimienta
-Sal

En una sartén con un chorrito de aceite oliva virgen extra se van friendo los ingredientes empezando por el ajo y la cebolla. Cuando ya está medio pochado, se le añaden los calamares y las setas y a continuación el tomate y el pimiento picante o chile, verde o rojo, fresco o seco, cortado a rodajitas finas. Se sofríe todo junto a fuego medio y se salpimenta al gusto.



Se hierven los penne en abundante agua con sal hasta que están al dente y luego se echan sobre el sofrito. Se mezcla todo con el fuego encendido y se va removiendo para que la pasta se termine de cocer y absorba los jugos de la salsa. Si queda seco se le puede añadir un poco del caldo de hervir la pasta. Y ya con el fuego apagado, se le echan unas hojas picadas de albahaca, se mezclan bien con los penne y a comer.

 ¡Qué buena pinta, ¿verdad?! Su sabor es intenso y delicioso, un regalo para el paladar.

¡Buen provecho, amigos!

martes, 9 de octubre de 2018

Bacalao rebozado en salsa de Lúcumo del Perú

Con guarnición de patatas negras de los Andes peruanos


Ante la abundancia de frutos de lúcumo del Perú, Pouteria lucuma, de este otoño, hoy se me ha ocurrido preparar un plato salado con la pulpa de varios lúcumos y un trozo de lomo de bacalao. El resultado ha sido absolutamente delicioso, un verdadero manjar de dioses. Literalmente me he chupado los dedos y relamido los labios.

INGREDIENTES POR PERSONA

 -Un trozo de lomo de bacalao previamente desalado.
 -Tres lúcumos maduros.
-Un yogur natural.
-Dos patatas negras.
-Tres tomatitos Cherry.
-Un ajo.
-Una rama de perejil fresco.
-Aceite de oliva.
-Sal.

 Como ya os expliqué en esta otra entrada--->Lúcumo del Perú, un regalo de los Andes, este fruto andino tiene una pulpa anaranjada, dulce, cremosa y aromática. Todavía no es muy conocido, pero ya se empieza a cultivar en todas las zonas de clima subtropical y mediterráneo libre de heladas, como por ejemplo en las Islas Baleares y en la costa andaluza, murciana, valenciana y catalana.

 Los lúcumos o lúcumas tienen una piel muy fina. Se pelan con facilidad. Para comerlos deben estar un poco blandos, de lo contrario tienen la pulpa muy dura con una savia lechosa muy irritante para las mucosas de la boca.

 La pulpa en un frasco de batidora preparada para hacer la salsa.

 Le  he añadido un yogur natural de leche de vaca. Los productos de esta marca son de gran calidad.

 Pulpa de lúcuma, yogur natural y una pizca de sal. Nada más.

Se bate hasta obtener una salsa muy espesa de un vivo color anaranjado. Se reboza el lomo de bacalao con una capa gruesa de salsa de lúcumo y se echa en una sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Se fríe por un lado hasta que el rebozado de salsa está algo tostado y luego se le da la vuelta y se fríe por el otro lado. La salsa se mantiene adherida al bacalao como si fuera un verdadero rebozado.

 Para completar el plato he hervido dos patatitas negras de los Andes peruanos, Solanum tuberosum var. Vitelotte noire. Se hierven con la piel en agua y sal y luego se pelan. Se parten por la mitad a lo largo y se aliñan con ajo, perejil, sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Los tres tomatitos cherry también se parten por la mitad y se aliñan con sal y aceite.

 Y aquí tenéis el resultado. 

¡Uhmmm, qué rico!

 ¡Buen provecho, amigos!

 

sábado, 22 de septiembre de 2018

El Banano de Jardín, un bombón del río Orinoco

El plátano o banano de jardín, Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´, es un cultivar mutante del plátano macho, capaz de soportar los fríos inviernos de las zonas costeras de la cuenca mediterránea, donde raramente llega a helar. Al igual que el plátano macho, esta platanera tiene una dotación genética triploide ABB, es decir, con un genoma de Musa acuminata (A) y dos genomas de Musa balbisiana (BB) en el núcleo de sus células. Es originaria de la cuenca del Río Orinoco en Venezuela, donde surgió por una mutación meristemática espontánea.

 Banano de jardín fotografiado a mediados de diciembre en un huerto situado en plena Serra de Tramuntana de Mallorca. Las bajas temperaturas del invierno mallorquín, inferiores algunas noches a 0ºC, no parecen afectarle demasiado, salvo si se mueve viento del norte. Entonces se le queman y deshilachan las hojas, pero enseguida que aumentan las temperaturas a finales de abril, vuelve a brotar vigorosamente hojas nuevas.

 Bananera anterior iniciando la floración a principios de septiembre con la emisión de un capullo alargado.

 Primeras flores abiertas del capullo anterior.

 
 Misma Musa x paradisiaca "Dwarf Orinoco" anterior, en plena floración a mediados de septiembre. Llaman la atención los grandes sépalos intensamente rojos y abiertos hacia arriba.

 En condiciones óptimas la Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´ alcanza los 4 metros de altura. Para soportar los largos, resecos y tórridos veranos del Mediterráneo necesita un par de riegos semanales. Agradece el aporte de estiercol o compost bien descompuesto. Suele florecer en pleno verano, desde finales de julio hasta finales de septiembre, con un pequeño racimo de flores rojas. Al igual que en el plátano de Canarias, las primeras flores en abrirse son femeninas, las siguientes hermafroditas y las últimas masculinas. Sólo dan fruto las femeninas y hermafroditas y, al ser un mutante estéril, maduran por partenocarpia y carecen de semillas.

 Flores femeninas partenocárpicas de platanera de jardín con su pistilo rodeado de tépalos rojos. No tienen estambres.

Flores hermafroditas de platanera de jardín con cinco estambres y un pistilo. (Fotografía realizada en un jardín del municipio de Sa Pobla en Mallorca)

Flor hermafrodita de Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´ con los dos tépalos rojizos que rodean los 5 estambres y el pistilo.

Otra flor hermafrodita de Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´ tras caer del racimo. La fotografía está hecha con un sépalo de fondo.

 Racimo de platanitos de jardín iniciando la maduración a finales de septiembre.

Tamaño real de los platanitos de Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´, comparados con mi mano.

Platanitos de jardín ya maduros a finales de octubre. El racimo lleva 13 frutos.

 Tienen una forma ovalada, más gruesos y cortos que los plátanos de Canarias.

 El peso medio de cada plátano es de 140 gramos.

 La pulpa pesa 110 gramos, un 78'50% del total del fruto.

 Como se puede ver, casi todo el fruto es pulpa deliciosa, más jugosa y afrutada que la del plátano de Canarias, aunque con menos azúcares.

 La piel pesa 30 gramos, un 21'50% del total del fruto. Es muy fina, no supera los dos milímetros de grosor.

sábado, 21 de julio de 2018

Té verde con jengibre y miel de azahar

UNA MANERA DELICIOSA DE PERDER PESO

Uno o dos tés como éste al día me quitan el apetito. De esta manera tan saludable consigo comer mucho menos sin sentir hambre, y ya he perdido seis kilos en dos meses. ¡Bendita Camellia sinensis y bendito Zingiber officinale!

 Dan ganas de tomar un sorbo, ¿verdad?

 Aquí tenéis los tres ingredientes, además del agua: Té verde chino, adquirido en una tienda de productos asiáticos (sirve cualquier té verde), un trozo de rizoma fresco de jengibre y un tarro de miel de azahar del Valle de los Naranjos (Sóller-Mallorca).

 Tetera de un vistoso color azul turquesa.

 Este té es delicioso. Cuando lo termine me llevaré la cajita a la misma tienda para comprar otra igual.

 Detalle del té verde.

 Una docena de trocitos de jengibre fresco cortados bien finos para que transmitan al té todo su sabor, aroma y propiedades salutíferas.

 La miel de azahar de Sóller es extraordinaria. Algunos días la sustituyo por azúcar y el sabor del té cambia radicalmente. Es más ácido y se percibe más el jengibre. En cambio con miel es mucho más suave.

¡Buen provecho, amigos!

-----ooooo00000O00000ooooo-----

Edito esta entrada día 24 de octubre para deciros que ya he perdido trece kilos: de noventa que pesaba desnudo, ahora estoy en setenta y siete, ¡y en sólo cinco meses!