banear

martes, 16 de noviembre de 2010

Anatomía íntima de la cola de caballo

La cola de caballo, Equisetum telmateia, es un helecho un poco atípico, muy primitivo, con unas estructuras, tanto macroscópicas como microscópicas, que han cambiado poquíssimo en muchos millones de años y recuerdan todavía las algas primitivas de las que evolucionaron, colonizando la tierra firme desde el mar. Tiene un rizoma subterráneo que en primavera brota dos formas de tallos: los estériles muy ramificados, largos y con clorofila y los fértiles no ramificados, mucho más cortos, sin clorofila, que se desarrollan antes que los estériles y acaban en una estructura llamada estróbilo, donde se forman las esporas dentro de los esporangios distribuidos en forma de panal de miel.

Tallos estériles de Equisetum telmateia en mayo, en las afueras de la ciudad de Horta  en la Isla de Faial del Archipiélago de las Azores.

Vigorosos tallos estériles de Equisetum telmateia en noviembre, en el lecho del Torrent Major del Valle de Sóller en la Isla de Mallorca.

Tallo estéril de Equisetum telmateia con los entrenudos ramificados.

Detalle de un entrenudo de un tallo estéril de Cola de caballo.

 Tallos fértiles de Equisetum telmateia en el lecho del Torrent Major de Sóller a principios de abril.

 Otros tallos fértiles en el mismo torrente.

Estróbilos de tallos fértiles de Equisetum telmateia en plena liberación de las esporas.

Estróbilo iniciando la liberación de las esporas con los esporangióforos en forma de celdas de panal de miel, cada uno de los cuales con varios esporangios como sacos llenos de esporas en la parte interior.

Detalle del estróbilo anterior, con los esporangióforos que se van separando a medida que maduran y  dejan ver los esporangios verdes llenos de esporas.

Corte transversal de un estróbilo con el interior del tallo que está vacío y alrededor los esporangióforos con los esporangios dirigidos hacia dentro. (Doble click sobre la foto para ampliarla)

Esporangios en forma de sacos llenos de esporas verdes que ya inician su dispersión, desgarrando la fina membrana que las contiene. Así el viento las puede arrastrar lejos del helecho-madre. La dispersión de esporas y semillas por el viento se llama anemocoria.

Esporas maduras de Equisetum telmateia saliendo de los sacos de los esporangios para iniciar la aventura de su vida. Las esporas pueden ser masculinas o femeninas. Cuando germinan generan gametofitos masculinos y femeninos y a su vez estos producen gametos masculinos y femeninos. Después de la fecundación de la oósfera de un gametofito femenino por el anterozoide de un gametofito masculino, nace un nuevo Equisetum telmateia. (Doble click sobre la foto para ampliarla)

Las esporas tienen 4 eláteres, que son como expansiones en forma de correas, que actúan como las aspas de un helicóptero y, ayudadas por el viento, llevan la espora lo más lejos posible para colonizar nuevos territorios.

Dos esporas de Equisetum telmateia que tienen un tamaño bastante grande y un color al principio verde claro que va cambiando a marrón con el paso del tiempo.



6 comentarios:

  1. Hauré de mirar millor quan torni a veure la cua de cavall
    per cert la foto de fons del teu bloc, què és???
    d'on és???
    gràcies, irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. heroneta, la planta del fons del bloc és el Tajinaste rojo del Teide.

      Eliminar
  2. Excelentes fotografías! Gracias por compartir.
    Saludos.
    Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Javier. Un cordial saludo.

      Eliminar
    2. Molt ben fet aquest blog. Magnifica descripció. Era la planta predilecta del meu avi. A casa sempre n'hi havia per prendre en infusió.

      Eliminar