jueves, 25 de noviembre de 2010

Ternura y fragilidad: Anogramma leptophylla

El helecho de ciclo anual Anogramma leptophylla es la ternura en mayúsculas, ternura de tierno, de fragil, de diminuto, de fugaz, de transparente, de ligero. Su vida no suele superar los 8 meses, desde que germina la espora hasta que muere el helecho.

Os voy a contar el ciclo vital de esta maravilla de la naturaleza. Empezaremos por el principio, la dispersión de las esporas por los esporangios a finales de la primavera:

Esporangio de Anogramma leptophylla tras la dispersión de las esporas. Se ve la estructura reticulada de la bolsa transparente, carácter típico de la família de las Hemionitidaceae y dos esporas que han quedado pegadas. La bolsa, que actúa como un útero, está desgarrada para permitir la salida de las esporas. El anillo  de células tiene dos funciones. Mientras se están formando las esporas actúa como una placenta alimentándolas y rodeándolas en un abrazo protector. Al mismo tiempo va acumulando energía en forma de tensión, de manera que, una vez las esporas están maduras y las circunstancias medioambientales son favorables, el anillo se despliega violentamente con una fuerza inusitada, desgarra la bolsa transparente que contiene las esporas y éstas salen disparadas lo más lejos posible en busca de nuevos territorios.

Esporas de Anogramma leptophylla de un bonito color granate oscuro y un tamaño bastante grande.  La fuerza del anillo del esporangio que actúa como una catapulta, junto con el viento y la lluvia, lleva a las esporas lo más lejos posible. Dado que su dispersión coincide con el final de la primavera, una vez dispersadas, quedan en letargo estival aguantando el calor tórrido y la sequía de los largos meses del verano.

 
Si han tenido suerte y han caído sobre un sustrato húmedo y sombreado, con las primeras lluvias del otoño germinan y dan lugar a un gametofito bastante grande en forma de riñón o de corazón de un color verde oscuro. Si continúan las lluvias otoñales, los gametofitos producen gametos: oósferas femeninas y anterozoides masculinos. Nadando en la humedad del sustrato, atraídos por quimiotactismo por el ácido málico segregado por una oósfera madura, los anterozoides que son flagelados nadan en busca de la fuente de la feromona que tanto les atrae y una vez alcanzada la fecundan. La oósfera fecundada emite un pequeño fronde, el esporofito o helecho verdadero y ya tenemos una nueva Anogramma leptophylla. En la foto se ve un gametofito de color verde oscuro con un pequeño fronde de color más claro, que brota directamente de la oósfera fecundada que se encuentra en el arquegonio del gametofito.

En esta otra foto se ven un grupo de gametofitos o prótalos sobre un sustrato de musgo, que actúa como una esponja y absorbe la humedad del rocío matinal, facilitando el desarrollo de las Anogrammas. Se ve también un fronde nuevo o esporofito, que ha brotado de una oósfera fecundada. Foto hecha en octubre en una pared de bancal del Valle de Sóller.

Aquí se ven varios esporofitos o helechos verdaderos un poco más desarrollados, con las frondes estériles, que van acumulando energía y nutrientes, para poder luego emitir una o dos frondes fértiles  con esporangios muy vigorosas y erectas. Foto hecha en diciembre en el Torrent de Pareis en la costa noroeste de la Isla de Mallorca.

Joven Anogramma leptophylla con las frondes estériles bastante desarrolladas, creciendo en una grieta de una roca acompañada de una Sherardia arvensis.

Vigoroso ejemplar completamente desarrollado con las frondes estériles en la parte inferior y una larga y erecta fronde fértil de 20 cms., fotografiado en la Caldeira do Faial del Archipiélago de las Azores a mediados de mayo.

Varias Anogramma leptophylla sobre un sustrato de hepáticas en una grieta de una roca, compartiendo el hábitat con varios Sedum y un par de Campanula erinus. Se ven las frondes estériles ya secas en la base. Fotografía hecha en mayo en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema en Cádiz.

 
Vigoroso ejemplar creciendo en la penumbra intensa de un bosque de Laurisilva del paradisíaco Bosque de los Tiles de la Isla de la Palma. En este caso las frondes crecen péndulas buscando la escasa luz que se filtra entre las copas de los árboles. Fotografía hecha a principios de mayo.

Ejemplar del Valle de Sóller que crece entre las piedras de la pared de un bancal. La fronde fértil mide unos 15 cms. y en su envés está cargada de esporas a punto de ser dispersadas. Foto hecha a finales de abril.

Envés de la fronde anterior con los esporangios maduros a punto de dispersar las esporas. (Doble click encima de la foto para ampliarla)

Bellísima imagen de los esporangios del envés de una fronde fértil de Anogramma leptophylla.

Mismos esporangios anteriores en detalle. Se pueden ver esporangios de tres colores: los rojos son inmaduros y van a madurar en los siguientes días, los negros están en su momento óptimo de madurez y van "pariendo" las esporas contenidas en una bolsa transparente, la cual se desgarra por el stomium al desenrollarse bruscamente el anillo que rodea el esporangio y dispersa las esporas como una pequeña catapulta. Finalmente los transparentes (que se ven verdes) son los úteros ya paridos, las bolsas vacías que quedan tras la dispersión de las esporas.

Una vez ha conseguido completar su ciclo vital, dejando en la tierra las semillas de la próxima generación, la Anogramma leptophylla va palideciendo hasta adquirir un color pajizo y morir a finales de mayo o principios de junio.

Las esporas quedan en estivación, esperando pacientemente las primeras lluvias del otoño y vuelta a empezar. Así es la sencilla vida de este helechito.


9 comentarios:

  1. Hola Juan! Soy Belén de BV, estoy alucinando con tu blog, es increíble, es totalmente profesional, de lo mejor que he visto. Estaba buscando una información sobre la Anogramma y me encontré con tu página, vaya vida más interesante la de este helechillo, me sorprendió lo de los anterozoides flagelados no tenía ni idea...

    Muchas gracias por compartir todos tus conocimientos con todo el mundo, eres muy amable. Ya guardé en enlace en mis favoritos ;-).

    Saludosss

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu amable comentario, Belén. Me alegra saber que te ha gustado mi Blog.

    Un cordial saludo desde Mallorca

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan cuando explico los Helechos alos alumnos utilizo tus foto de los gametofitos, con los nombres, ahora utilizaré esta también con tu permiso. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola JR: Pues para mí es un gran honor que mis fotos te sirvan para dar a conocer a las nuevas generaciones estas plantas tan denostadas por los botánicos. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Juan. Hace unos días sali en busca de Asplenium billotii, que encontré. Junto a él había una plantita que yo consideré que era culantrillo, hasta que he visto esta entrada tuya. Ahora pienso que se trataba de Anogramma leptophylla empezando su crecimiento. Volveré en febrero-marzo a ver si ya tiene esporas. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro: En marzo seguramente ya tendrá esporangios maduros. Hazles una foto macro, son una pasada de bonitos.
      Un cordial saludo.

      Eliminar