banear

martes, 20 de junio de 2017

Pan con tomate, brevas albacoras y jamón

Un plato de verano refrescante y delicioso

La higuera Albacor, Albacora o Bacorera hace más de mil años que se cultiva en la Península Ibérica y en las Islas Baleares. Su nombre proviene del árabe andalusí Al-Bakurah, que significa la primera fruta, la más tempranera, por sus brevas que maduran muy pronto a finales de la primavera. Nuestros antepasados musulmanes, de los cuales no debemos estar avergonzados sino bien orgullosos, hablaban la lengua andalusí en toda la región llamada Al-Ándalus, que abarcaba el sur de Cataluña y Aragón, toda Valencia (Balansiya, en andalusí), Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia (Mursiya, en andalusí) y toda Andalucía y desde el Algarve portugués (Al-Garb, en andalusí, que significa el occidente del Al-Ándalus) hasta las Islas Baleares. Todas las llenguas habladas actualmente en la Península Ibérica se enriquecieron con miles de palabras del dialecto andalusí que se hablaba en Iberia, que era una mezcla de árabe y latín vulgar con fuertes influencias de las antiguas lenguas celtibéricas. Palabras tan bonitas como albacor, utilizada sobretodo en Valencia y las Islas Baleares, son un legado directo del andalusí.

Su preparación ya no puede ser más sencilla. Seguidamente os la explico paso a paso.

Ayer mi amiga Xesca me regaló estas fantásticas brevas Albacor. En mi huerto tengo una higuera de esta antiquísima variedad, pero este año se ha mostrado perezosa y sólo me ha dado cuatro brevas, mientras que la suya está cargada de frutos, grandes y jugosos, como podéis apreciar ampliando la imagen con un doble click.

Cuando las vi tan apetitosas me entró un deseo irresistible por probarlas y se me ocurrió prepararme un almuerzo veraniego de pan con un tomate Raf (pamboli, le llamamos en Mallorca al pan con tomate, aceite y sal), brevas albacoras y jamón serrano, todo regado con un generoso chorreón de aceite de oliva virgen extra. 

Compré una barra de pan y partí media dentro de un plato alargado.

Por encima distribuí lonchas de tomate Raf, que estaba bien maduro y desprendía un aroma delicioso. Seguidamente les eché sal y las regué con un buen chorro de aceite.

Escogí las brevas mas maduras y las corté a rodajas más bien gruesas, distribuyéndolas por encima del tomate y regándolas con otro chorreón de aceite. Las brevas y los higos deben comerse sin pelar. Justo debajo de la piel concentran una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes antienvejecimiento y anticancerígenos. Son un chupinazo de vida, que no debe desperdiciarse.

Finalmente completé el plato con media docena de lonchas de jamón serrano.

Os aseguro que disfruté como un enano. ¡Vaya almuerzo mas rico! Me hubiera zampado dos platos. ¡Muchas gracias, Xesca!

¡Buen provecho, amigos!



8 comentarios:

  1. Que pinta tiene más buena, un día de estos me preparo uno de estos. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Qué rico y supernutritivo!!!!

    Bon profit!

    Matilde.

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan.
    Me ha entrado hambre y he tenido que merendar. La lástima es que no tenga tan maravillosas brevas. La higuera de mi jardín este año, por primera vez, ha dado dos brevas, pero no terminan de madurar y ya están creciendo los higos. No sé si será debido a que este invierno ha sido muy suave.
    Por cierto, te echamos de menos en la Asamblea, de Miraflores, nos acordamos de ti cuando pedimos a la gente que se organizase bien en los transportes del testing para que no dejasen a nadie tirado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús:
      Me has hecho reír recordándome la aventura de mi pérdida por las cumbres de Madrid. A ver si vengo a la asamblea del próximo año.
      Las higueras jóvenes són muy caprichosas con el inicio de su fructificación. Cuando crecen y se hacen adultas suelen fructificar con regularidad y a su tiempo.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  4. ¡Vaya bocata rico te has hecho!
    Me encantan las brevas, no sabía que tuvieran que comerse con la piel para obtener sus beneficios, de ahora en adelante no las pelaré ¡gracias!
    El tomate raf tiene una pinta exquisita ¡ummm, qué hambre me ha dado ver todo esto!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, Montse, mañana toca bocata de brevas. ¡Que te aproveche!
      Un abrazo.

      Eliminar