sábado, 22 de septiembre de 2018

El Banano de Jardín, un bombón del río Orinoco

El plátano o banano de jardín, Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´, es un cultivar mutante del plátano macho, capaz de soportar los fríos inviernos de las zonas costeras de la cuenca mediterránea, donde raramente llega a helar. Al igual que el plátano macho, esta platanera tiene una dotación genética triploide ABB, es decir, con un genoma de Musa acuminata (A) y dos genomas de Musa balbisiana (BB) en el núcleo de sus células. Es originaria de la cuenca del Río Orinoco en Venezuela, donde surgió por una mutación meristemática espontánea.

 Banano de jardín fotografiado a mediados de diciembre en un huerto situado en plena Serra de Tramuntana de Mallorca. Las bajas temperaturas del invierno mallorquín, inferiores algunas noches a 0ºC, no parecen afectarle demasiado, salvo si se mueve viento del norte. Entonces se le queman y deshilachan las hojas, pero enseguida que aumentan las temperaturas a finales de abril, vuelve a brotar vigorosamente hojas nuevas.

 Bananera anterior iniciando la floración a principios de septiembre con la emisión de un capullo alargado.

 Primeras flores abiertas del capullo anterior.

 
 Misma Musa x paradisiaca "Dwarf Orinoco" anterior, en plena floración a mediados de septiembre. Llaman la atención los grandes sépalos intensamente rojos y abiertos hacia arriba.

 En condiciones óptimas la Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´ alcanza los 4 metros de altura. Para soportar los largos, resecos y tórridos veranos del Mediterráneo necesita un par de riegos semanales. Agradece el aporte de estiercol o compost bien descompuesto. Suele florecer en pleno verano, desde finales de julio hasta finales de septiembre, con un pequeño racimo de flores rojas. Al igual que en el plátano de Canarias, las primeras flores en abrirse son femeninas, las siguientes hermafroditas y las últimas masculinas. Sólo dan fruto las femeninas y hermafroditas y, al ser un mutante estéril, maduran por partenocarpia y carecen de semillas.

 Flores femeninas partenocárpicas de platanera de jardín con su pistilo rodeado de tépalos rojos. No tienen estambres.

Flores hermafroditas de platanera de jardín con cinco estambres y un pistilo. (Fotografía realizada en un jardín del municipio de Sa Pobla en Mallorca)

Flor hermafrodita de Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´ con los dos tépalos rojizos que rodean los 5 estambres y el pistilo.

Otra flor hermafrodita de Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´ tras caer del racimo. La fotografía está hecha con un sépalo de fondo.

 Racimo de platanitos de jardín iniciando la maduración a finales de septiembre.

Tamaño real de los platanitos de Musa x paradisiaca ´Dwarf Orinoco´, comparados con mi mano.

Platanitos de jardín ya maduros a finales de octubre. El racimo lleva 13 frutos.

 Tienen una forma ovalada, más gruesos y cortos que los plátanos de Canarias.

 El peso medio de cada plátano es de 140 gramos.

 La pulpa pesa 110 gramos, un 78'50% del total del fruto.

 Como se puede ver, casi todo el fruto es pulpa deliciosa, más jugosa y afrutada que la del plátano de Canarias, aunque con menos azúcares.

 La piel pesa 30 gramos, un 21'50% del total del fruto. Es muy fina, no supera los dos milímetros de grosor.

6 comentarios:

  1. Una especie de platanera que no conocía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me temo que no soportará los fríos del interior de la península.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi seguro que no, salvo si lo mantienes en el interior de un invernadero.

      Eliminar
  3. No conocía este banano de jardín y es muy interesante lo que nos has explicado sobre él, las fotos de las flores son extraordinarias.
    Un abrazo, Mario.

    ResponderEliminar