banear

domingo, 6 de febrero de 2011

Ama las fuentes construidas por los árabes

Al  Cabello de Venus o Culantrillo de pozo, Adiantum capillus-veneris, le gusta vivir con las raíces en el agua, por lo que sus esporas sólo germinan si caen sobre un suelo o pared permanentemente húmedos: pozos, fuentes, acueductos, canales, acequias, rocas y paredes rezumantes, riberas de ríos y torrentes, muros exteriores de aljibes, etc... Suele formar una gran colonia con numerosos individuos creciendo juntos en forma de cabellera colgante. Pertenece a la família de las Adiantaceae. Su genoma contiene 60 cromosomas ( 2n= 60, n= 30 ).

 
Frondes colgantes de Adiantum capillus-veneris en una pared rezumante de un bancal del Valle de Sóller en la Isla de Mallorca.

Bellísima cabellera de culantrillos cubriendo esta hermosa fuente ubicada en los jardines de Los Reales Alcázares de Sevilla. (Doble click encima de la foto para ampliarla)

El Adiantum capillus-veneris tiene un rizoma radicante que crece horizontal y está densamente cubierto de páleas lineares de color castaño. Sus frondes, dependiendo del grado de luz que reciben, pueden ser más o menos largas, alcanzando los 50 cms. El pecíolo y el raquis son negros, a veces castaño-negruzcos, con un vivo brillo de azabache y muy quebradizos. La lámina es ovado-lanceolada con pinnas de color verde claro y textura delicada. Pasando la mano sobre la cabellera que forman sus frondes se nota su delicadeza y suavidad. Antiguamente era usado en jarabes y tisanas para tratar problemas respiratorios por sus propiedades expectorantes.

Antigua fuente con cabellos de Venus construida durante la dominación musulmana de las Islas Baleares hace más de 800 años, ubicada en los bellísimos Jardines árabes de Alfabia, en el municipio mallorquín de Buñola.

El Adiantum capillus-veneris tiene una amplia distribución cosmopolita, creciendo en las zonas tropicales, subtropicales y templadas de toda  la Tierra, lo cual indica su gran capacidad adaptativa.

Imagen cercana de la fuente anterior adornada de verde por una gran colonia de Adiantum capillus-veneris. (Doble click encima de la foto para ampliarla)

Bellísima fuente árabe vestida de verde en los Jardines del Partal de los Palacios Nazaríes de la Alhambra de Granada. Por esta querencia por vivir en las fuentes también se le llama Culantrillo de fuente. (Doble click encima de la foto para ampliarla)

Otra antigua fuente construida durante la dominación musulmana de Mallorca, ubicada en la aldea de Randa, en un fertil valle a los pies de una pequeña montaña del centro de la isla. Los culantrillos tienen las raíces ancladas en la gruesa capa de musgo.

Canal de riego que recoge el agua de la fuente anterior, llamada localmente Font de Randa, con una gran colonia de Adiantum capillus-veneris. Los árabes mallorquines que construyeron la fuente y los canales de riego hace más de 8 siglos dominaban el arte de aprovechar el agua. Su habilidad les permitió sobrevivir a sequías terribles. Es de justicia reconocerles el gran legado que dejaron a los que les expulsaron de su amada isla. Con la casi seguridad de llevar un poco de sangre mora en mis venas procedente de los descendientes de los cerca de 3.000 moros mallorquines que quedaron como esclavos en su propia tierra y fueron obligados por los genocidas a renunciar a su lengua, su cultura y su religión, les dedico este artículo en agradecimiento al inmenso trabajo que realizaron convirtiendo una isla seca e improductiva en un vergel. 

Cabellos de Venus creciendo sobre las rocas que bordean el Torrent de Biniaraix en la Serra de Tramuntana de Mallorca. (Doble click encima de la foto para ampliarla)

Adiantum capillus-veneris entre las piedras de un bancal de un platanar del municipio de Tazacorte en la isla canaria de La Palma.

Hermoso ejemplar de Adiantum capillus-veneris con las pinnas profundamente lobuladas creciendo sobre las rocas que bordean el Torrent de Pareis de Sa Calobra en la costa noroeste de Mallorca.

Pinnas típicas de Culantrillo de pozo. Cada pinna está dividida en varias pínnulas separadas por una pequeña escotadura. Foto hecha en un huerto del municipio mallorquín de Sóller.

Envés de las pinnas de la foto anterior con los soros aún inmaduros, cubiertos por un falso indusio membranáceo, pseudoindusio, inserto en el borde de las pínnulas.

Soros maduros, uno en cada pínnula, con el pseudoindusio levantado dejando ver los esporangios, que ya se están desplegando y dispersando las esporas. Se aprecia la estructura reticulada en abanico de las pinnas, típica del género Adiantum.

Fotografía microscópica de un esporangio de Adiantum capillus-veneris, ya vacío tras la dispersión de las esporas. Se aprecia la bolsa desgarrada que contenía las esporas.

Esporas triletas, tetraédrico-globosas y finamente granulosas de Adiantum capillus-veneris. Llama la atención su bello color dorado.









6 comentarios:

  1. Maravilla de imágenes y excelente entrada. Esta especie, además de conquistar el medio natural, se atreve a dar belleza a las obras del ser humano como acequias, muros y fuentes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Fernando. El ser tan abundante no le resta ni pizca de belleza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Son bellísimos de por sí, pero si a ello le añades las moradas que escogen... Disfruto siempre mucho de tus entradas; son extremadamente didácticas y entretenidas. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a tí, Salomé. Eres muy amable. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Alguno de Vds. me podría indicar, donde poder documentarme, para la localización de estas preciosas fuentes y las canales que conducían el agua. Como ejemplo, os indico una que tuve el placer de admirar hace poco y esta situada en la zona de Bendinat, atravesando el campo de golf y una pared de piedra seca rota para procurar paso. Lo que también ha destruido la canaleta.
    Gracias
    Pep Toni

    ResponderEliminar
  6. Hola Pep Toni:

    Todas las fuentes que muestro en las fotos son perfectamente públicas y visitables, como las de los jardines de Alfabia en Bunyola y la de Randa en el término municipal de Algaida.

    Las de Los Reales Alcázares de Sevilla y la de la Alhambra de Granada también son públicas y visitables.

    Si te refieres a los antiguos canales de las fuentes árabes de Mallorca entonces ya no te puedo ayudar. Me imagino que, como tu bien indicas, la inmensa mayoría de estos canales ya han sido destruidos por nuevas construcciones y caminos.

    A ver si alguien puede ayudarte.

    Un saludo

    ResponderEliminar