banear

sábado, 26 de marzo de 2016

Ensalada de naranja sanguinelli con hinojo

Esta delicatessen ha sido mi postre este mediodía de sábado santo. Tiene tan buena pinta, es tan colorido y apetitoso, que a uno se le hace la boca agua.

 Pulpa de Naranja sanguinelli.

 Un postre sencillo, exquisito, vistoso, apetitoso, económico, un placer para el rinencéfalo y un descanso para el bolsillo.

Al aplastar entre los dientes un gajo de naranja combinado con un brotecito de hinojo sabe tan bien, es tan dulce y a la vez ácido y aromático que dentro de la boca es una explosión de sabores y aromas.

¡Buen provecho, amigos!

8 comentarios:

  1. No he vuelto a saber nada de estas naranjas desde hace un montón de años. Recuerdo que me gustaba su sabor, aunque su color, me resultaba un poco desagradable, por su parecido con la sangre.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que su color da un poco de repelús, pero su exquisito sabor diferente al de las naranjas normales las hace deliciosas. Saludos.

      Eliminar
  2. También ami me gustan ,es una de mis ensaladas predilectas, dicen que tengo gustos raros........
    Es un placer pasar por tu blog.
    Un abrazo.
    Maruxa

    ResponderEliminar
  3. Me seduce esta combinación ¡tiene que estar riquísima esa ensalada!
    Un abrazo, Juan.

    ResponderEliminar