martes, 11 de diciembre de 2018

SUPERMERCADO ONLINE PARA BRUJAS

Pasen ustedes, diabólicas señoras. Será un placer atenderlas. Tenemos un gran surtido en escobas. Nuestros encantadores y seductores azafatos, adiestrados en dar solaz a nuestras clientas, tras valorar sus necesidades en la intimidad de nuestros probadores, las ayudarán a encontrar el modelo que más se adapte a su delicada anatomía perineal. Con nuestras potentes máquinas de última generación, fabricadas en aromática madera de enebro, enriquecida con esencias de mandrágora, beleño y estramonio, les garantizamos unos aquelarres memorables. Y si no quedan satisfechas, cosa que dudamos, les reintegraremos el dinero en sus Tarjetas Black del Banco del Averno.

Y ahora en serio, amigos...

ESCOBAS CAUSADAS POR PHYTOPLASMAS

A-CANDIDATUS PHYTOPLASMA PINI

1.- SOBRE PINUS HALEPENSIS

Escoba o Injerto de Brujas sobre una rama de Pinus halepensis en el municipio gaditano de Jimena de la Frontera.

Misma escoba de brujas anterior vista de cerca.

 
En esta imagen se aprecia la enmarañada y tupida estructura de sus ramas enanizadas.

Injerto de brujas en el fantástico Parque Regional El Valle y Carrascoy situado en la provincia de Murcia.

Escoba de brujas en un pinar de Pinus halepensis del predio de Castellitx en el centro de Mallorca

Escoba de brujas completamente esférica creciendo en el extremo de una larga rama en el mismo pinar de Castellitx.

Misma escoba de brujas anterior que con su color verde intenso parece gozar de una gran salud. En su interior tiene abundantes piñas enanas con piñones pequeñitos perfectamente viables. Son muy buscados por los viveristas y coleccionistas de coníferas "raras", ya que de ellos nacen pinos enanos muy compactos que se venden a precios elevados.

2.- SOBRE PINUS CANARIENSIS

 Escoba o injerto de brujas en un pinar de Pinus canariensis en el municipio de Santiago del Teide situado en la falda sur del imponente volcán tinerfeño. Los altísimos pinos crecen sobre la lava volcánica tostada bajo el intenso y cegador sol canario.

 Escoba de brujas sobre un Pinus canariensis en el maravilloso Parque nacional de la Caldera de Taburiente, situado en la Isla de La Palma.

Misma escoba de brujas anterior. A los pinos canarios les encanta crecer sobre la nutritiva y porosa lava volcánica, que tiene la facultad de absorber la humedad de la brisa marina para transferirla a las sedientas raíces de los pinos.

C- SOBRE PICEA ABIES

En una rama de esta majestuosa Picea abies, sembrada en un huerto de naranjos, que un día, hace unos cuarenta años, adornó y alegró la Navidad en el interior del hogar de una familia de Sóller (Mallorca), crece un escoba de brujas.

Aquí la podemos ver a la izquierda de la imagen.

Típicos conos péndulos de la Picea abies.

Como se puede apreciar en esta imagen hecha con zoom, la parasitación ya está curada o en vías de curación. Hace un par de años las acículas de la escoba se veían bien verdes. ¿Ha sintetizado la Picea fito-anticuerpos contra el Phytoplasma para eliminar la rama infectada? Todo apunta a que sí.

B-CANDIDATUS PHYTOPLASMA PHOENICIUM

SOBRE JUNIPERUS OXYCEDRUS SUBSP. MACROCARPA


Escoba de brujas sobre un enebro mediterráneo, Juniperus oxycedrus subsp. macrocarpa, de unos veinticinco años de edad.

Visión cercana de la escoba de brujas anterior.

Su tamaño en comparación con mi mano.

Punto de inserción de la escoba de brujas sobre la rama sana. Como se puede apreciar el peso de la tupida maraña de ramillas le ha hecho adoptar un hábito péndulo.

ESCOBAS CAUSADAS POR HONGOS

TAPHRYNA KRUCHII

SOBRE QUERCUS ILEX SUBSP. ILEX

Escoba o injerto de brujas sobre una encina, Quercus ilex subp. ilex, del predio de Monnàber, situado en la Serra de Tramuntana de Mallorca.

Visión cercana de la escoba anterior, causada por la infección por el hongo enanizante Taphryna kruchii.

Las hojas de la escoba sufren de clorosis, como se puede apreciar comparándolas con las hojas sanas de la misma encina. El hongo no sólo enaniza su crecimiento sino que además dificulta la síntesis de clorofila.

Escoba de brujas sobre otra encina del inmenso e interminable encinar de Monnàber.

Interior de la escoba anterior con sus ramillas péndulas muy imbricadas.

Las bellotas que producen las escobas de bruja son también pequeñas y las que consiguen madurar son perfectamente viables, pero las encinas infestadas que surgen de esas bellotas, al nacer enanas, débiles y cloróticas, dificilmente logran llegar a adultas.

8 comentarios:

  1. Molt interessant com sempre. Gràcies.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante Juan, me ha encantado. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Curiosas y muy interesantes estas escobas de brujas ¡menuda colección tienes!
    Un abrazo, amigo Juan.

    ResponderEliminar
  4. No conocía este "fenómeno " vegetal. Muy curioso todo lo expuesto. Una vez más, una entrada super interesante.
    Saludos

    ResponderEliminar