domingo, 8 de agosto de 2021

Dovyalis caffra: la Manzana Kei de Sudáfrica

 Este frutal sudafricano de la família de las Salicaceae vive encantado en clima mediterráneo. En su región de origen, desde el río Kei de Sudáfrica hasta Tanzania, prospera tanto en zonas de extrema aridez como en zonas lluviosas, donde alcanza hasta 9 metros de altura.

Sus frutos reciben el nombre Kayaba y Umkokola en lenguas africanas y Kei Apple en inglés.
 
Dos de mis cuatro Dovyalis caffra a los tres meses de edad, fotografiados en agosto de 2006.
 
Dovyalis caffra hembra a los 15 meses de edad, ya plantado en su lugar definitivo.
 
El manzano Kei es un árbol dioico con pies masculinos y pies femeninos. En Mallorca florece desde mediados de abril hasta finales de mayo. En la imagen podéis ver varias flores femeninas. Son insignificantes y carecen de pétalos.

A pesar de su diminuto tamaño emiten un delicioso aroma que atrae a las abejas, que son sus principales polinizadoras, premiándolas con unas gotitas de dulce néctar a cambio de su imprescindible trabajo. Foto realizada el día 25 de abril de 2021.

También las flores masculinas son insignificantes, simples grupitos de estambres. Son mucho más abundantes que las femeninas y como éstas también emiten un delicioso aroma para que acudan las abejas a recoger el polen y lo lleven pegado a sus cuerpos hasta las flores de un ejemplar femenino.

Fijáos en las temibles espinas duras como el acero que protegen a las hojas y flores, su bien más preciado, del hocico famélico de antílopes, gacelas y girafas. Foto realizada el día 19 de mayo.

Otra rama con hojas, espinas y flores masculinas.

 
Las espinas suelen medir entre 2 y 6 centímetros. En algunos países se siembran estos arbustos como setos impenetrables para contener al ganado o impedir el paso de los herbívoros salvajes a plantaciones de maiz, hortalizas y otros cultivos.

Su dureza y su escaso grosor permitiría usarlas como agujas de coser.

Fruto todavía inmaduro, fotografiado día 26 de mayo.
 
Fruto maduro fotografiado el día 7 de agosto.

Primeros frutos maduros, fotografiados ayer sábado día 7 de agosto de 2021.

Otros frutos maduros, fotografiados el día 16 de agosto de 2017. Su exocarpio es ligeramente aterciopelado.

Su pulpa luce un intenso y luminoso color amarillo anaranjado. Es jugosa, ligeramente ácida y muy aromática. Su sabor es tan peculiar, yo diría que exótico, que no me atrevo a describirlo con palabras. Me los meto enteros en la boca sin pelar y son una explosión de sabor y aroma.

Su pulpa contiene semillas diminutas.

 El cultivo de este pequeño árbol africano, ya sea como frutal o como planta de jardín, se ha extendido a toda la cuenca mediterránea, California, Florida, Australia y otros muchas regiones de la Tierra con un clima subtropical o mediterráneo libre de heladas. Aunque todavía muy poco conocido, está llamado a popularizarse como fruta de mesa dado su fácil cultivo y su consistencia que facilita su transporte. Puede ser consumida en fresco o en forma de mermelada, helado, sorbete y zumo.


9 comentarios:

  1. Otro bonito e interesante árbol de tu huerto internacional.Desde luego, la pinta, por las fotos es magnífica y, por tus palabras se deduce que puede ser un árbol muy interesante como cultivo intensivo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que suerte, otro árbol especial. Me encantaría tener más clases de frutales en mi jardín. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué interesante! No conocía tu blog, me quedo por aquí de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. A punto estube de plantarlo en casa el año pasado, pero me comentaron que el sabor del fruto no era fenomenal (muy acido me dijeron? Ya no recuerdo). Si te intera, hice una siembra de Tamarindo (Tamarindus indica) y Arbol de Carabasas (Crescentia alata) y tengo multitud de arbolitos. Ambos son resistentes a la sequia... seguro que se dan de maravilla en Soller!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, pero no tengo sitio para más árboles. Los frutos del Dovyalis no son muy ácidos, eso sí, tienen un sabor intenso. Un saludo.

      Eliminar
  5. Una delicia para poder plantar en el jardín y utilizar nuestras herramientas de jardinería

    ResponderEliminar