viernes, 26 de diciembre de 2014

Empanadas de Frito mallorquín

A veces me dan flashes culinarios, ideas repentinas como venazos de inspiración y no paro hasta llevarlas a cabo. La última fue rellenar una empanada clásica con frito mallorquín, todo sin grasas saturadas, salvo las que pueda llevar la carne y con la masa hecha con harina integral de trigo xeixa y espelta, amasada con levadura natural, agua y aceite de oliva.


Ingredientes del Frito mallorquín:

-Carne magra de cerdo.
-Hígado de cerdo.
-Patatas.
-Pimiento rojo.
-Pimiento verde.
-Tirabeques.
-Alcachofa.
-Cebolletas.
-Ajos.
-Hinojo.
-Aceite de oliva.
-Una hoja de laurel.
-Pimienta negra.
-Sal.

Ingredientes de la masa:

-Harina integral de Trigo Xeixa.
-Harina integral de Trigo Espelta.
-3/4 de vaso de agua tibia.
-1/4 de vaso de aceite de oliva.
-Levadura de pan.
-Sal.

Se puede hacer también con carne e hígado de cordero, pollo o conejo, incluso de pescado o marisco. Al clásico frito mallorquín de carne se le puede añadir sangre precocinada con ajos y laurel, panceta fresca y vísceras como pulmón, bazo, riñones, etc.. Se corta todo a dados pequeños y se sofríe ligeramente en aceite de oliva con hojas de hinojo fresco troceadas, una hoja de laurel, pimienta negra y sal, sin cocinarlo del todo. 

Tradicionalmente la harina se amasa con manteca de cerdo, pero yo he preferido sustituirla por aceite de oliva que es mucho más sano y nada más un cuarto de vaso para que las empanadas sean más ligeras.

 El Frito mallorquín es uno de los platos típicos de Mallorca. Se sirve como una tapa en los bares y como un segundo plato en los restaurantes.

Una vez la masa ha leudado se van haciendo las empanadas de la medida que se quiera.

El recipiente de masa se rellena con el sofrito.

Se cubre con una tapa de masa.

 Se sella retorciendo el borde en forma de trenza o mediante pellizcos.

Con unos 45 minutos en el horno a 180ºC quedan perfectas. Como podéis ver antes de la cocción he pinchado la tapa con la punta de un cuchillo para que puedan salir los gases y la empanada no reviente. 

Y aquí tenéis el resultado. Calentita recién sacada del horno es una delicia. La masa queda esponjosa con el fantástico sabor de la harina integral de trigo, como si comiéramos una tapita de frito con una rebanada de pan de pueblo.

Buen provecho, amigos!



8 comentarios: