banear

martes, 26 de abril de 2016

Los Bonsáis del Real Jardín Botánico de Madrid. 2ª Parte: BOSQUES

Siguiendo con la colección de bonsáis del Real Jardín Botánico de Madrid, aquí podéis ver los bosques, para mi las composiciones más bonitas y que más se acercan a su estado real en la naturaleza. Las fotos fueron tomadas el 15 de abril de 2016.
(Las pequeñas mallas verdes que cubren la tierra tienen la función de proteger las raíces de los mirlos y otras aves, que gustan de escarbar en el escaso sustrato de estos pequeños tesoros en busca de lombrices.)

Bosquete de Sabina albar, Juniperus thurifera, originaria del Mediterráneo.

Detalle de la distribución de los cuatro ejemplares sobre la placa de pizarra.

Los troncos de las cuatro sabinas albares.

Las copas con un diseño en pisos.

Detalle de las ramillas con las hojitas escamiformes aplicadas a los tallos.

Bosque de Zumaque, Rhus succedanea, originario del este de Asia.

Detalle de los múltiples tallos.

Brotes nuevos con las hojas rojizas por su riqueza en antocianos.

Tupido bosque de Hayas, Fagus sylvatica, originaria de Europa.

Simula a la perfección un hayedo natural.

Troncos de las hayas con su bonita corteza blanca.

Las yemas de los extremos de las ramillas estaban a punto de brotar.

Aquí podéis ver un video grabado por mi amiga Matilde en el que se ven algunos bosques.

Bosque de pinos albares, Pinus sylvestris.

Distribución de los ejemplares sobre la placa de pizarra con un brezo como sotobosque.

Troncos de los pinos albares.

Detalle del brezo.

Acículas dispuestas de dos en dos.

Bosque de arces rojos de cinco puntas, Acer palmatum var. deshojo, originario del Japón y Taiwán..

Para dar más naturalidad a la composición los troncos tienen diferente grosor.

La luz del sol madrileño, al atravesar las ensangrentadas hojas, enrojece la corteza de las ramas y los troncos.

La riqueza de las hojas en antocianos rojos es máxima.

Bosque de ginkgos, Ginkgo biloba, originario de China y muy cultivado en Japón desde la antigüedad.

Los troncos tienen diferente grosor para imitar a la naturaleza.

Hojas recién brotadas a mediados de abril con su típica forma en abanico Pay-pay con el ápice hendido.


2 comentarios:

  1. Al igual que a ti, los bosques son mis preferidos en el mundo de los bonsais; son fantásticos.Me quedo ( ya quisiera yo)con el de las sabinas; una maravilla.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También el bosque de sabinas es uno de mis preferidos. Saludos.

      Eliminar