sábado, 13 de enero de 2018

PIZZA MALLORQUINA AL ROMERO

Hoy me ha apetecido comer pizza. He mirado en el interior del frigorífico y al ver un paquete de mozzarella rallada, un botifarrón y dos trocitos de longaniza mallorquina, se me ha ocurrido prepararla con estos ingredientes.


INGREDIENTES PARA LA MASA

-Harina de trigo.
-Aceite de oliva virgen extra 
-Agua tibia.
-Levadura natural de pan.
-Una pizca de azúcar.
-Sal al gusto.

INGREDIENTES PARA LA SALSA

-Un bote de tomate triturado.
-Aceite de oliva virgen extra.
-Romero fresco finamente picado.
-Sal al gusto.

RESTANTES INGREDIENTES

- Queso Mozzarella rallado.
-Un botifarrón mallorquín a rodajas.
-Longaniza mallorquina a rodajas.

 Al no tener albahaca fresca, la he sustituido por estos brotes floridos de romero de la subespecie endémica Rosmarinus officinalis var. palaui de porte pendular.

He mezclado el tomate triturado con el romero, le he echado un chorreón de aceite de oliva virgen extra obtenido de las aceitunas producidas por los varias veces centenarios olivos de la Serra de Tramuntana y un poco de sal y lo he mezclado todo en crudo.

Tras dejar leudar la masa durante dos horas, la he aplanado sobre una bandeja de aluminio forrada con papel de hornear, formando un borde sobreelevado para contener los jugos.

A continuación he repartido la salsa de tomate sobre la masa.

Estos embutidos son típicos de Mallorca: la longaniza se hace con la misma pasta de carne que la sobrasada (carne magra de cerdo con un poco de tocino, pimentón dulce, una pizca de pimentón picante, pimienta negra y sal) y el botifarrón es el equivalente mallorquín de la morcilla (carne de segunda, sobretodo la manchada de sangre, chicharrones, la sangre del cerdo, piñones de pino piñonero, semillas de hinojo, canela, clavo, pimienta negra, sal).

La pizza ya montada a punto de hornear.

Cuando la he sacado del horno olía de maravilla.

Todos los ingredientes combinan perfectamente.

El romero le da un sabor exquisito y un sorprendente aroma a matorral mediterráneo tostado bajo el tórrido sol del verano.

¡Buen provecho, amigos!


4 comentarios:

  1. Por el título y la primera foto he pensado de debía llevar sobrasada ¡qué rica es la sobrasada mallorquina!
    El toque de romero es una idea genial, voy a probarlo la próxima vez que haga pizza, gracias por la receta, Juan.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Da unas ganas de hincar el diente!
    A mí me gusta mucho el romero y lo pongo en las tortillas.
    Mi marido arrancó ortigas del huertecito y me los preparé como si fuesen espinacas a la crema. Lo que he puesto como crema fue queso mallorquín al final. Cuando quedó fundido y mezclado tenía un sabor muy bueno.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Erna.
      Las ortigas saben mejor que las espinacas, pero son un pelín laxantes.
      Saludos.

      Eliminar