banear

viernes, 14 de noviembre de 2014

Caryota, las palmeras de cola de pescado

Parecen hierbas gigantes. Sus hojas conservan la estructura básica de las frondes de sus antepasados ancestrales los helechos.

Las palmeras del género Caryota son las únicas Arecaceae con las hojas bipinnadas. Reciben el nombre de palmeras de cola de pescado por la curiosa forma de los folíolos que recuerdan la cola de los peces. Las 13 especies del género son todas originarias de Asia y Oceanía. Unas cuantas de ellas se cultivan por su belleza en parques y jardines de todo el mundo con clima tropical, subtropical y mediterráneo libre de heladas.

Caryota mitis

La Caryota mitis no tiene un solo tronco como la mayoría de palmeras sino que es multicaule. Los tallos parecidos a los de las gramíneas mueren después de fructificar y el rizoma va produciendo continuamente nuevos tallos a medida que los más viejos mueren. No soporta temperaturas inferiores a 0ªC. En la imagen se ve un hermoso ejemplar cultivado en los jardines del Paseo marítimo de Puerto de la Cruz en la isla de Tenerife. 

Tronco multicaule de Caryota mitis.

Racimos de frutos en diferentes etapas de maduración del ejemplar anterior.

Racimo de Caryota mitis con los frutos maduros.

Detalle de los frutos maduros de Caryota mitis, los cuales, como los de todas las Caryota, son urticantes para las pieles sensibles por su alto contenido en cristales de oxalato cálcico.

Caryota rumphiana

La Caryota rumphiana es originaria de Malasia, Indonesia, Nueva Guinea y Australia. Este ejemplar se cultiva en el magnífico Jardín Botánico de la Orotava en Tenerife a la sombra de otras especies de palmeras.

Troncos de la Caryota rumphiana anterior con un racimo de capullos florales. Como todas las Caryota esta bellísima palmera herbácea desgraciadamente muere después de fructificar. Sólo vive un máximo de 9 años, desde que se siembra la semilla hasta que maduran los frutos.

Típicas hojas en forma de cola de pescado que recuerdan las colas de los peces tropicales que viven en los arrecifes de coral.

Todas las especies del género Caryota tienen las hojas bipinnadas, una excepción dentro de la gran familia de las palmeras.

Las frondes del helecho Adiantum trapeziforme guardan un gran parecido con las hojas de las palmeras del género Caryota. El estudio del genoma algún dia nos dirá si tienen un ancestro evolutivo común.

Caryota urens

La Caryota urens es unicaule, tiene un solo tronco. Vive en la India, Birmania y Sri Lanka. Los ejemplares de la foto embellecen los jardines del Paseo marítimo de Puerto de la Cruz en Tenerife donde hay una numerosa colección de palmeras de todo el mundo. 


Tronco de Caryota urens.

Varios racimos de flores y frutos en diferentes etapas de maduración. Un detalle curioso de esta palmera es que empieza a florecer en la parte más alta del tronco y va abriendo flores hacia abajo sucesivamente hasta que llega a la parte baja. Cuando los frutos del último racimo maduran la palmera muere.

Los frutos de la Caryota urens, como indica su nombre, son los más urticantes de todas las Caryota. Es peligroso aplastar los frutos dentro de las manos por su alto contenido en cristales de oxalato cálcico, que se clavan como agujas en la piel y provocan reacciones urticantes severas. 

Largos racimos de capullos y flores de Caryota urens a mediados de mayo.

Detalles de la imagen anterior.



6 comentarios:

  1. Muy interesante, como siempre. No he visto nunca estas especies de palmeras.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si vas a Tenerife las verás, Pini. Saludos.

      Eliminar
  2. Son preciosas, pero que pena que mueran tan pronto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Teresa, pero ya sabes: "Lo bueno, si breve, dos veces bueno! Un abrazo.

      Eliminar
  3. Muchas especies de robles caducos europeos tienen tendencia a mantener algunas hojas en invierno (por eso en alemán "winter eich") Desde unas pocas a la marcescencia. Q. pyrenaica no es la única especie marcescente; en el E.de Europa Quercus frainetto (roble de Hungría), responde a las características que apuntas, marcescencia total, reticulado particular y las orejuelas. Eso sí, hibridado con Q. robur, la especie más corriente en Polonia. Este además en verde recuerda mucho a ambos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Armand. He mirado la posibilidad de que mi roble polaco sea un híbrido de Q. robur con Q. frainetto y tienes razón, las similitudes son muy grandes, a excepción de la pilosidad rojiza que cubre las hojas del Q. frainetto.

      Eliminar